martes, 7 de diciembre de 2010

Quiero ver la vida como antes



-He recordado como era la vida antes-

El pequeño osito de felpa de la pequeña Wendy se encontraba sentado en la ventana,mirando la lluvia caer en el jardín de la enorme casa abandonada.Todo estaba cubierto por el fino manto de seda húmeda que las frías gotas de lluvia formaron mientras impactaban agresivamente contra el suelo.El pequeño oso sonrió,le encantaba mirar la lluvia,el paisaje nublado,sentir el viento frío chocar contra la tela que cubría la felpa de su estómago.Estaba encantado con todo lo que sus ojos alcanzaban a ver...o,más bien,su ojo.

Hace mucho el pequeño animalito había perdido uno de los botones que simulaban sus ojos mientras los sobrinos de Wendy jugaban con él.Comenzaron a jugar al "doctor",y con unas tijeras de punta redondeada,comenzaron a picarlo por todos lados.A pesar de que sentía dolor,el osito resistía,para no amargar el rato a los dos salvajes niños.Creyendo que no podrían lastimarlo,Wendy no dijo palabra alguna al observar las agresivas acciones de sus sobrinos,y simplemente se sentó a tomar una taza de té.Cuando el pequeño osito creía que las cosas no podrían ponerse peores,uno de los niños clavó la tijera en los botones de su cara,y,deslizando la parte filosa de las tijeras por los delgados hilos que sujetaban el botón a la felpa del rostro del animalito,éste rompió los hilos,haciendo que el pequeño botón se desprendiera y volara por los aires un pequeño tramo,hasta caer a los pies de Wendy.La niña,muy alterada y con lágrimas en los ojos,levantó suavemente el botón y se dirigió a paso apresurado hacia su osito,buscando desesperadamente volver a colocarlo en su rostro.

-¡Teddy!¡Oh,Teddy! ¡Cómo lo siento! ¡Fuí una amiga muy irresponsable!¡Y muy mala!¡Por favor,perdóname!

La pequeña niña,desgarrándose en llanto,abrazó fuertemente a su oso contra su pecho.Él,sintiéndose sus tibias lágrimas atravesar la felpa hasta llegar a su corazón de muñeco,trató de abrazarla con su alma,mientras por dentro se decía "Ojalá pudieras escucharme,mi niña,no te preocupes de nada,me dolió sólo en el instante,pero todo estará bien,te quiero"

Mientras la niña continuaba abrazándolo hasta calmarse,negras nubes comenzaron a cubrir el cielo.Su madre,suplicándole que entrara a la casa,la tomó del brazo ,halándola hacia dentro.

-¡Mamá!¡Espera!¡No sé dónde puse el ojo de Teddy!
-Olvídalo Wendy,después conseguiremos otro,ahora entra ya

Al entrar a la casa.La niña colocó a su osito en una ventana que daba hacia la más hermosa vista que cualquiera pudiera apreciar.El verde manto que cubría el jardín parecía mecerse con el leve viento que corría,los campos que abarcaban todo lo exterior a la hermosa mansión parecían un mar interminable de pastura y árboles;y,a pesar de que el cielo estaba nublado,parecía que las nubes hablaran con los leves crujidos que emitían;en algún lugar de ese jardín,el sol aún brillaba.Teddy estaba encantado con la vista que tenía en aquella ventana,y por dentro sonrió y dio las gracias a la pequeña Wendy.

-Te conseguiré un ojo nuevo para que estés bien,Teddy,lo prometo,no me olvidaré de tí.Te quiero.

Teddy estaba encantado con la vista que tenía en aquella ventana,y por dentro sonrió y dio las gracias a la pequeña Wendy.

Pasó el tiempo,y cada día las visitas de Wendy a esa ventana se hacían menos y menos frecuentes.Las estaciones corrían rápidamente;la primavera era sustituída por el verano,luego llegó el otoño,y por último;el frío invierno.Teddy miraba por la ventana cómo los niños disfrutaban sus regalos de navidad: coches,trineos,muñecas...y,sorpresa,osos.Buscó rápidamente con su pequeño y débil ojo a Wendy,y la encontró jugando con un enorme oso color gris,mejor elaborado que él,y con dos hermosos ojos marrones pegados a su rostro con pegamento líquido;no cosidos con frágil hilo.Teddy sintió que su corazón se partía,pero se decía a sí mismo "Confía en ella,no puede olvidarte",a pesar de que sabía cuál era su triste realidad.

Pasaron los días,las semanas,los meses...y después los años.No se había dado cuenta que había estado recostado en la ventana de esa habitación fría y recóndita hacía ya 14 años.Mientras Teddy se daba cuenta de todos los meses que había estado encerrado ahí,la perilla de la puerta comenzó a moverse,y lentamente la puerta fue abriéndose;rechinando por haber permanecido cerrada durante tantos años.El osito sonreía por dentro,esperando que su pequeña Wendy volviera a estrecharlo entre sus brazos y decirle "Eres mi mejor amigo".Habían pasado ya varios minutos desde que la puerta se había abierto,pero Teddy no veía a nadie.En medio del silencio,escuchó a unas voces hablando fuera de la habitación.

-La señorita Wendy nos ordenó sacar lo que restaba de sus cosas,ya está todo en el camión.Nos faltaba sólo esta habitación,pero ya no hay nada de valor
-Supongo que hemos terminado.Rápido,debemos acabar pronto con la mudanza

-crack- La puerta se cerró de nuevo.Teddy sentía un enorme vacío,una frustración enorme,un dolor inconsolable.Hasta ese momento,no sabía que los peluches podían llorar,pero frías lágrimas recorrían su rostro hasta impactar contra su pecho ya roído por las ratas y los insectos.Unas débiles gotas de lluvia comenzaron a caer,y el osito,asomándose a la ventana para al camión de mudanzas alejarse lentamente,le dijo adiós a su última esperanza.Las gotas de lluvia chocaban contra la ventana,formando finos hilos de agua que recorrían el enorme ventanal.

-El cielo también está llorando.Debe tener una pena tan grande como la mía justo ahora- Exclamó con su débil voz llena de tristeza.

Pasó otro año,y Teddy seguía mirando los prados húmedos por la ventana,y aquí es justo dónde había comenzado su historia.Observando el manto de seda cubrirlo todo.Una expresión de tristeza se dibujaba en su rostro,y mirando hacia afuera,tristemente exclamó:

-Quisiera ser lluvia,así podría estar con Wendy y acariciarla,decirle que yo aún no la eh olvidado...cómo la extraño

Su mirada continuaba puesta en el horizonte,esperando a que un rayo de sol impregnara aquella habitación,manteniendo aún la promesa de Wendy en su corazón,y tratando de recordar que la esperanza,es lo último que muere.

-FIN-

3 comentarios:

guadalupe dijo...

aQiiii les dejO mis lagrimas me isO llOrar es una histOriaa muy linda & ala vez muy triste pOr el OsithO......teddy tu ten la esperanza te amamOs :) <3 eres un hermOsO ositO!

julia dijo...

es hermOsO me encata tu histora teddy eres muy hermOso tqkm

susana dijo...

me encanta esta histOria sii fueras mIo TE AMARIA PoR SIEMPRE eres hermoso seria mi vida teddy

 

Template by Web Hosting Reviews