miércoles, 22 de agosto de 2012

Ronove Fic [Cap 1]


-Maldita sea, debí suponer que el bar no abriría hoy

El sol desde hacía ya mucho rato se había ocultado, y los faroles que iluminaban con una tenue luz blanquecina aquella calle, un poco solitaria y ajena al ajetreo urbano de la parte céntrica de la ciudad, comenzaron a encenderse uno por uno. Ronove caminaba con desgane y sin rumbo fijo, ya que, por ser día festivo, el bar que comúnmente frecuentaba los fines de semana se encontraba cerrado. No era usual en él andar a pie, pero debido a que había tenido un “pequeño” accidente en su moto, tuvo que enviarla a reparar al taller perteneciente a uno de sus compañeros de copas, por lo que tardarían, tal vez, un par de días en entregársela plenamente repuesta. ¡En serio! ¡Ese árbol había salido de la nada! Él podía conducir perfectamente bien estando ebrio, o eso creía hasta el día que quedó incrustado en aquel árbol que según él se atravesó en su camino por arte de magia.

No tenía ningún otro plan para ese fin de semana, por lo tanto acudió a la opción de buscar alguna “presa” para pasársela divertido en su casa o en algún motel, lo que fuera, pero no tenía contemplado quedarse sentado mirando la televisión sin hacer nada un sábado por la noche, no era para nada su estilo. Comenzó a caminar por una calle un poco más concurrida, había uno que otro negocio abierto; pero nada que fuera de su interés. Se detuvo unos momentos frente a un negocio que parecía no estar para nada animado, y sin tomarse siquiera la molestia de mirarlo con más detalle tanto por dentro como por fuera, deslizó su mano dentro de uno de los bolsillos de su chaqueta para sacar su móvil y mirar la hora… 10:15pm, debía apresurarse y prender la mecha de la acción antes de que se hiciera más tarde y todos los locales y tiendas cerraran, sino, no podría encontrar a nadie con quien pasar una buena noche .

Unos agudos grititos llamaron su atención, por lo que volvió su mirada hacia la entrada del local, que para su sorpresa, se trataba de un café. Un grupo de chicas que charlaban bulliciosamente al tiempo que reían como maniáticas salían del negocio. Obviamente, una sonrisita pícara se dibujó en los labios de Ronove al tiempo que miraba a las chicas de arriba abajo… sí, estaban “buenas”, pero no era exactamente lo que él estaba buscando. Las cuatro chicas que conformaban el pequeño grupito, tenían el cabello más arriba del cuello, con un flequillo de lado, adornado mechas rosas y rojas. Él odiaba el cabello corto.

Sin embargo, esto no lo detuvo, si algo así había salido de allí… seguramente habría cosas más interesantes adentro. Desde luego, preferiría una buena copa de vodka a una taza de café un sábado en la noche…pero, peor era nada. Después de todo, ya tenía muy en claro su propósito, así que sin más preámbulos, se dirigió a la entrada del café, no sin antes dedicarles un guiño pícaro y una sonrisa seductora a las chicas que dieron gritos aún más agudos y ensordecedores después de mirar la acción de Ronove.

El lugar, por dentro, no era muy lejano a lo que él había imaginado. Se sentía una atmósfera; que más que aburrida, era deprimente. Había pocas mesas ocupadas, y lo peor… alrededor de ellas se encontraban sentados un montón de ancianos jugando dominó mientras bebían café y hablaban entre balbuceos. Sólo contempló dos parejas que habían escogido unas mesas ubicadas casi al final, en lo más recóndito del local… bien podía ir y tomar el lugar de alguno de los pelmazos que intentaban de manera ardua sacar una interesante conversación para mantener entretenidas a las chicas que los acompañaban, las cuales daban uno que otro bostezo mientras jugueteaban con las servilletas o moviendo en círculos las tazas de café. En un lugar como ese, no era extraño que mantuvieran aquel semblante deprimente…pero para su mala suerte, a Ronove no le llamaron la más mínima atención, no lograron ni siquiera desatar un pequeño indicio de excitación en su cuerpo. Descartó inmediatamente la opción de ser un bastardo roba-mujeres esa noche, por lo que simplemente atinó a tumbarse en una de las sillas de aluminio con uniones de acero inoxidable que abundaban en la cafetería. Se acercó a la pequeña mesa redondeada que había al frente, arrastrando ruidosamente la silla hasta estar lo suficientemente cerca para recargar una de sus mejillas sobre el tablero de madera barnizada. Soltó un largo suspiro, le parecía increíble que él, estuviese aburrido y haciendo nada un fin de semana por la noche. Ya estaba allí, no podía dejar que creyeran que era sólo un vago en busca de algún sitio dónde le dieran hospedaje, por lo que, por más patético que se sintiera…tendría que pedir algo del menú. Levantó un poco la cabeza, y miró en el centro de la mesa un pequeño menú desplegable de papel plastificado. Lo tomó perezosamente, recorriéndolo rápidamente con la vista… la verdad es que no estaba leyéndolo minuciosamente, no le interesaba en absoluto lo que pudiesen ofrecer allí, por lo que pediría un expreso muy cargado, sólo por esa noche compensaría la falta de alcohol consumiendo una excesiva cantidad de cafeína. Al reincorporarse completamente para llamar a alguna camarera que tomase su pedido, comenzó a sentirse inusitadamente ansioso… una sensación que le hizo volver la mirada hacia el lugar contrario en dónde posaba sus ojos en busca de alguien que pudiera atenderlo. La pícara sonrisa de satisfacción que era ya tan típica en él se dibujó en su rostro. Por fin, había encontrado lo que buscaba.

---

Quizá escriba parte 2, escribí esto randomente para no oxidarme tanto. Tal vez pueda tener contenido +18 más adelante, quién sabe xd si gustan sugerirme a alguno de sus OC's para incluirlo, lo haré con gusto, necesito inspiración, aquí incluyo sólo a mi OC Ronove Rousseau. Saludos.
sábado, 4 de agosto de 2012

El Principito - Frases

http://4.bp.blogspot.com/-VNy-J3035M4/TplF6mRcEaI/AAAAAAAAH5M/iJB8KgpVyeA/s640/1.jpg

  El Principito (en francés: Le Petit Prince), publicado el 6 de abril de 1943, es el relato corto más conocido del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry. Lo escribió mientras se hospedaba en un hotel en Nueva York y fue publicado por primera vez en los Estados Unidos. Ha sido traducido a ciento ochenta lenguas y dialectos, convirtiéndose en una de las obras más reconocidas de la literatura universal. Se considera un libro infantil por la forma en la que está escrito y por la historia en un principio simple, pero en realidad el libro es una metáfora en el que se tratan temas tan profundos como el sentido de la vida, la amistad y el amor.
---

http://septimaletra.com/wp-content/uploads/2011/05/el-principito-y-el-zorro.jpg


    “Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerdan.)”
    Fuente: Dedicatoria

    “Las personas mayores nunca son capaces de comprender las cosas por sí mismas, y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.”
    Fuente: Capítulo I

    “Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.”
    Fuente: Capítulo II

    “Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.”
    Fuente: Capítulo III

    “Pero nosotros, que comprendemos la vida, nos burlamos de los números.”
    Fuente: Capítulo IV

    “A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: “¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?” Pero en cambio preguntan: “¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle.”
    Fuente: Capítulo IV.

    “Es una cuestión de disciplina, – me decía más tarde el Principito -. Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta.”
    Fuente: Capítulo V

    “Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: “¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!.”

    “Es tan misterioso el país de las lágrimas…”
    Fuente: Capítulo VII

    “No se debe nunca escuchar a las flores. Sólo se las debe contemplar y oler. La mía perfumaba mi planeta, pero yo no era capaz de alegrarme de ello.”
    Fuente: Capítulo VIII

    “Si yo ordenara -decía frecuentemente-, si yo ordenara a un general que se transformara en ave marina y el general no me obedeciese, la culpa no sería del general, sino mía”.
    Fuente: Capítulo X

    “Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance realizar.”
    Fuente: Capítulo X

    “Bebo para olvidar que soy un borracho”

    “Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.”

    “Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo”

    “Los hombres ocupan muy poco lugar sobre la Tierra… Las personas mayores no les creerán, seguramente, pues siempre se imaginan que ocupan mucho sitio.”

    “No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.”

    “Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.”

    “Si alguien ama a una flor de la que sólo existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mira a las estrellas.”

    “Sólo se conocen bien las cosas que se domestican”

    “No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

    “Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos. Y no te necesito. Tampoco tú tienes necesidad de mí. No soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…”

    “Y cuando te hayas consolado (uno siempre termina por consolarse) te alegrarás de haberme conocido”

    “¿Y de qué te sirve poseer las estrellas?
    -Me sirve para ser rico.
    -¿Y de qué te sirve ser rico?
    -Me sirve para comprar más estrellas.”

    “Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria”
    Fuente: Dialogo entre el Principito y el zorro

    “Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya”

    “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso”

    “Únicamente los niños saben lo que buscan. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran…”

--


Extraído de mazcue.com
viernes, 3 de agosto de 2012

My Most Precious Treasure

Pues aquí les traigo una canción con la que me traumé los últimos días. El precioso ending de Angel Beats! versión piano. La letra me parece simplemente maravillosa y complementada con la música, te llega bastante hondo. Sin duda alguna una obra maestra hermosa en el mundo de los endings de anime. Me ha hecho derramar una lagrimilla -lol- sí, bien sensible yo.



Ichiban No Takaramono || My Most Precious Treasure || Mi Tesoro más Preciado

Si las puntas de mi ropa se mojan
Sólo puedo esperar hasta que se sequen
Haciendo sonidos en el agua, salté
Me has enseñado mucho; nunca más volveré a estar asustada
Tengo que dejar de lado tus manos que me sostenían

No importa si estoy sola, aún si es doloroso
Nunca olvidaré el sueño que he compartido con todos
Me alegro de estar con ustedes, me alegro de haber estado con todo el mundo
Pero cuando desperté en la mañana, ya no había nadie

Incluso si miro hacia atrás, ninguna sombra está allí
Sólo un pequeño charco que brillaba
Vivir es lo mismo que luchar
Si he entendido esto, entonces necesito el valor para dar un paso adelante

Podré ir a cualquier lugar, con todo lo que aprendí de ti
Te demostraré que puedo cumplir mi sueño de llegar a ser feliz
Aún si estoy separada de todos, no importa lo lejos que sea
Naceré de nuevo cada día, solo para estar con todos

No importa si estoy sola, voy a continuar incluso si quiero morir
Puedo oír tu voz, que me decía que no debía morir
Incluso si es difícil, aunque esté atrapada en la oscuridad
En lo profundo de mi corazón, una luz sigue brillando

Dando vueltas y vueltas, el tiempo siempre cambia
No puedo recordar lo que  sucedió al principio, pero...
Si me esfuerzo y cierro mis ojos, puedo oír a alguien riendo


Por alguna razón, ahora es mi tesoro más preciado

--


Hermosa canción, hermoso anime. Muy recomendable. No esperaba menos con los de Studio Key metiendo las manos en la realización. Espero les guste tanto como a mí :3 saludines.

 

Template by Web Hosting Reviews