martes, 31 de mayo de 2011

Oculto entre las sombras


Oculto tras una nebulosa
Se encuentra aquello que me hace tan feliz
Y al mismo me hace desear estar muerta
Es como aquello que siempre deseé
Y que nunca pude tener

¿Decir 'nunca' es correcto?
¿Acaso el 'siempre' y el 'jamás' existen?
Palabras ambiguas que no tienen un significado
Más que el que nosotros interpretamos

Así como la eternidad...¿qué es en realidad?
En las sombras se oculta el significado de mi verdadero yo
Como una ilusión vaga que se esfuma cuando creo tenerla enfrente
Aquello que me hace desvelarme noche tras noche
Esperando a poderlo atrapar

"Eso" que es totalmente negro
y al mismo tiempo totalmente blanco
"Eso" que no tiene un significado
Oculto en las sombras está
Pero ha sido abandonado por alguien que no lo quizo
¿O aún no lo hemos hayado?

Es como el siempre...como el nunca...
Como el ahora...como el ayer....
Con una mezcla de infinidad y eternidad
Y al mismo tiempo lleno de nada
Completamente lleno de un vacío interminable

Hoy me pregunto
¿Quién soy?
No lo sé
Por que esa respuesta,al igual que las demás
Está oculta entre las sombras

sábado, 7 de mayo de 2011

Fic de San Valentín -Cap 5-


No sabía cómo,pero logró llegar a su casa aún sin terminar de creer lo que había ocurrido.Era increíble como al inicio del día,no planeaba ni siquiera salir de su casa,y ahora...tenía una...cita.No podía ni decirlo en voz alta,sólo sabía que por dentro sentía una extraña felicidad salía a flote con una sonrisa que no podía borrar de su rostro.Cuando abrió la puerta,miró a su hermano sentado en la sala leyendo una revista,y automáticamente fue hacia él,abrazándolo por detrás mientras le daba varias demostraciones de cariño,más que inusuales en él.Shirako automáticament lo alejó,volteándose a mirarlo y quedando algo sorprendido al ver su expresión de...¿felicidad?

-Oye,Lance- su voz sonó algo aturdida -No es que me importe,pero...¿porqué tienes esa cara de idiota?-
-Porque amo la vida hermanito...y de no ser por tí,no habría vivido la mejor experiencia de toda mi existencia,¡Así que ven aquí,voy a darte un abrazo!
-No,no,no,no...espera...¿Estás diciendo que pudiste conseguir una cita?
-Y todo fue gracias a tí
-Vaya...no lo puedo...creer...tú,conseguiste una cita,quién lo diría.Pero bien,es lo de menos,¿Cómo es ella?
-Es simplemente perfecta,no puede haber descripción más acertada que esa,y tampoco sé como describir a alguien como ella.Jamás había conocido a nadie así,simplemente,y aunque no lo quiera admitir,fue un amor a primera vista.
-Me parece curioso escucharte hablar de esa manera,después de que te prometiste no volver a salir con nadie jamás
-Al demonio con esa promesa,simplemente no pude mantenerla.Pero no me preocuparé de eso ahora,sólo disfrutaré esta gran noche
-Y...- Su hermano hizo una pausa -¿Vas a ir vestido así?-

Lo había olvidado.Desde que comenzó el día,no se había quitado sus clásicos jeans y una playera que había sido la primera que encontró extendida en la cama (no se le daba muy bien ser ordenado con su ropa) además de los converse gastados que siempre solía llevar.No podía ir a un baile de lujo así,y tampoco le daba tiempo de comprar algo demasiado excéntrico,puesto que faltaban 3 horas para que dieran las 8,y recordó que sería hombre muerto si no llegaba puntual.No era su estilo ir de compras,y mucho menos a una tienda dónde hubieran personas que lo conocieran,empezarían a hablar y en poco tiempo habría chismes de él rondando en toda la ciudad,así que optó por pedir una opinión a Shirako,ya que le agradaba salir más que a él fiestas y reuniones,supuso que tendría algo decente que prestarle.

-Oye,Shirako...¿Qué crees que debería usar? Ya sabes que esto de la moda no se me da para nada,y...
-No te preocupes,yo te metí en esto de la cita,por lo tanto terminaré de ayudarte.Mejor ve a preparar el deportivo para que esté listo a tiempo
-Estás...¿diciéndolo en serio?
-Sí,Fenrir dijo que nos lo turnaríamos ya que era para ambos,y tú casi siempre caminas,así que es justo que también te toque correrlo,simplemente...que no se te pase el vino ésta vez
-Tranquilo,cuidaré ese detalle.Mejor dame las llaves para poder hacer lo mío


Fue hacia el garage que pocas veces visitaba y quitó de encima la lona con la que se encontraba cubierto el deportivo rojo que en veces anteriores,no llamaba para nada su atención,pero que en esos momentos,se encontraba puliendo y limpiando lo más meticulosamente que podía.A pesar de que estaba nervioso,una enorme emoción invadía cada rincón de su cuerpo,provocándole un calor extraño que lo hacía sentir feliz,el simple hecho de saber que pasaría una noche entera con ella lo entusiasmaba.Un vago pensamiento empezó a circular en su cabeza...¿Y si sucedía algo más? No,no podía ser.Con su carácter,y el de ella,era casi imposible y el solo pensarlo podía considerarse una ridiculez,así que borró esos pervertidos pensamientos de su cerebro para dar paso a las cosas verdaderamente importantes.En cuanto terminó de preparar el auto,inmediatamente subió a grandes pasos hacia su habitación,y encontró extendido sobre su escritorio de trabajo lo que parecía ser un conjunto de camisa blanca con un chaleco negro acompañado de una corbata roja y unos pantalones de pana negros.No era muy a su estilo de vestir,pero admitía que luciría mucho más elegante con eso que con cualquiera de las prendas que rondaban en su armario.Quedaba solo una hora para que dieran las 8.Se apresuró a vestirse y a pesar de que tardó un poco colocándose la corbata,pudo terminar rápidamente,le sobró un poco de tiempo y se dio cuenta de que no tenía zapatos para el conjunto pero tampoco quedaba tiempo,y sin importarle mucho si luciría bien o no,tomó uno de los muchos pares de converse que poseía;en color negro con agujetas rojas.Ignoró su peinado,puesto que no se le ocurría ninguna otra manera de arreglar su cabello que no fuese el típico fleco de lado y la coleta que siempre solía amarrarse;dejándola caer sobre uno de sus hombros.Con el tiempo ya contado,bajó corriendo hacia la puerta de salida,tomando las llaves del deportivo de paso.Quizo darle las gracias a su hermano,pero ya no estaba en casa.Supuso que habría salido con alguien ya que era noche de san valentín,así que le daría las gracias al retornar a la casa.Al salir,se dio cuenta de que sus piernas temblaban un poco y su respiración se aceleraba,estaba poniéndose muy nervioso,pero,recordando la magnífica noche que le esperaba,logró tranquilizarse para subirse vertiginosamente al vehículo.Se sentía extraño...con esas prendas,esa actitud,y ese coche.Más vale que Marianna apreciara todo lo que hacía por ella,ya que no volvería a verlo así en varios años,o más bien,nunca más.Introdujo las llaves para encender el motor,haciendo unas cuantas maniobras con el volante;logrando salir del garage,poniéndose inmediatamente en marcha hacia la casa de la chica.

Fue un corto tramo de su casa al edificio,y en cuanto se bajó,se percató de que habían varias miradas sobre él.Supuso que con su apariencia y el auto que tenía en su poder,ya no sería necesario esconderse,así que entró como si nada en la edificación,sin pedir indicaciones puesto que ya conocía perfectamente el camino.Al llegar al piso dónde estaba el departamento de Marianna,automáticamente se pasó una mano suavemente en el cabello para arreglar quién sabe qué,y luego se arregló la corbata sin saber porqué.Se sentía idiota ¿Porqué actuaba así ahora? Era increíble la manera en que había cambiado sólo para...impresionar a una chica.Asegurándose de que todo estuviera en orden,se aproximó a la puerta y dio un par de golpecitos leves para después escuchar un fuerte "Ahora salgo".Nervioso,tragó un poco de saliva mientras esperaba,con la que casi se atragantó al momento en que la puerta se abrió.

Vio frente a él la chica más hermosa que jamás había contemplado.Si antes se le hizo linda,ahora esa palabra se quedaba corta para describirla.El vestido color morado que llevaba le iba simplemente perfecto;no le llegaba más abajo de las rodillas lo que dejaba a la vista un par de largas y hermosas piernas (que tanto le gustaba ver,aunque no dijera nada) con unas zapatillas plateadas;del mismo color que los accesorios con los que había combinado el vestido.Su maquillaje era leve,pero así estaba más que bien,no parecía un payaso como otras chicas en sus fallidos intententos por arreglar sus caras creyendo la clásica mentira "el maquillaje lo cubre todo".Igualmente,ese labial que había usado hacía lucir sus labios el doble de exquisitos de lo que le habían parecido la primera vez.También su cabello recojido la hacía ver demasiado linda, resaltaba sus bellísimas facciones y sus enormes ojos marrones que parecían jamás perder un ápice de brillo.Lo miraba atentamente mientras él la miraba a ella hipnotizado,y sin querer parecer más idiota de lo normal,de golpeó la frente un par de veces,y simplemente atinó a decirle suavemente:

-Luces muy linda-
-Gracias- Parecía haberle gustado el cumplido,pero deseaba poder decirle algo más para describir toda la belleza de destilaba.Pero por ahora y gracias a su poca creatividad,se dedicaría a tratarla lo mejor que pudiera.Extendió la mano en un ademán caballeroso,dedicándole al mismo tiempo la sonrisa más tierna y sincera de su repertorio.

-¿Nos vamos?-

------------

BORRADOR :3 No pude correjir siquiera,tuve algunos problemas para subirlo,estúpido blogger.

lunes, 2 de mayo de 2011

Fic de san valentín cap 3

Había llegado a un pequeño quiosco que se encontraba en el centro del parque,rodeado por pequeños árboles que adornaban el lugar.La lluvia no cesaba,pero a él había dejado de importarle el terminar empapado,había cosas más importantes de las cuáles preocuparse.Era la primera vez que algo así le sucedía,¿porqué se había perdido en los ojos de aquella muchacha? ¿qué tenía de especial alguien como ella? Una chica común y corriente que chocó con él debido a un hecho azaroso del destino.

Se repitió eso último en su cabeza varias veces,muchas ideas lo perturbaban,pero esa palabra penetró en su cerebro de tal manera que un terrible dolor de cabeza lo invadió repentinamente.¿Pudo haber sido todo cosa de...el destino? No,había comenzado a pensar en tonterías por una simple casualidad.La chica era muy bonita,pero eso era todo.Lo demás había ocurrido por el simple hecho de que lo había tropezado y tenía que levantar la vista al frente.Pero...esos ojos,despedían un brillo que no había visto nunca en los ojos de nadie más.A pesar de su expresión irritada,tenía unas facciones únicas,y unos labios que lo habían hecho plantear escenas sumamente vergonzosas en su mente.No podía estar sucediendo,debía ser todo un sueño;no,una pesadilla,una terrible pesadilla de la cual despertaría al volver a la cama.Él no podía estar...

Enamorado.

-¡Mierda!- Golpeó fuertemente el suelo con la planta del pie en ademán de enojo y confusión ¿qué más podía hacer? ¿saltar de alegría? Para él el amor siempre había sido algo estúpido.En primera,ni siquiera sabía con exactitud en qué se basaba.Nunca había sentido que su corazón se paralizara a como le había sucedido minutos antes,podría haberse quedado mirándola durante horas sin cansarse,examinando cada uno de sus gestos y expresiones sólo para saber más de ella,porque estaba muy claro que no estaría dispuesta a cruzar más palabras con él además de la pila de insultos que le soltó al haberla tropezado.

¿Porqué estaba tan interesado en una mujer? ¿Qué es lo que tenía que había causado tal revoltijo dentro de él?.Después de un rato de caminar de un lado a otro con la mente hecha un lío,se sentó en la banca que había en el quiosco y soltó un suspiro largo.Se pasó los dedos entre su cabellera oscura y así se quedó durante un momento,pensando en qué podía hacer para olvidarse de ese par de enormes ojos castaños que habían calado su alma.

Escuchó unos pasos que se aproximaban,y rápidamente se incorporó,sentándose derecho para aparentar estar en perfecto estado e intentar disimular su perturbación frente a quien sea que se estuviese acercando.Se jugueteó un poco el labio inferior,algo nervioso por la preocupación de no poder encubrir su estado de alteración actual.Los pasos cesaron,miró a su alrededor y no había nadie;quizás ya estaba alucinando.Apoyó su codo en una de sus pierdas y llevó la palma de su mano a la frente,ya no podía soportar más la incertidumbre de no saber qué hacer.Estaba estresándose demasiado y eso sólo lo hacía sentir peor,no pudo más y comenzó a pensar en voz alta:

-Ya no puedo más ¿Es que acaso el amor debe de angustiar tanto? Quiero saber más de ella,pero no puedo simplemente llegar y pedirle que me cuente sobre su vida,sería ilógico.Pero sinceramente,con el simple hecho de saber su nombre bastaría para calmar este abatimiento que siento...pero no sé,no sé que hacer...

-Lance- Sintió una mano tibia en su hombro que lo hizo levantar cabeza de inmediato-Cuando deseas algo,debes luchar por ello,no puedes quedarte sentado aquí esperando a que todo se solucione por sí solo,el que puedas recobrar la calma dependerá de tí-

Alzó la mirada y unos ojos cafés lo veían atentamente,era como si muy en el fondo esas palabras estuvieran reprendiéndolo.Miró hacia el suelo unos instantes y apoyó el rostro en el brazo cálido que le brindaba aliento,mostrándose más frágil que en cualquier otro momento.

-Aleu...¿el amor me hará débil,no es así

-Al contrario,el amor te hará descubrir muchas facetas de tí mismo que quizás en estos momentos estén ocultas.No tengas miedo de probar algo nuevo,o de volverte vulnerabre y endeble,el valor reside en los que tienen el coraje suficiente para admitir sus sentimientos,a como tú acabas de hacerlo.

-¿Hace cuánto tiempo...estás observándome?-La miró confundido,alzando nuevamente sus ojos café chocolate hacia ella.

-El suficiente- Lo tomó fuertemente de la mano y con un jalón brusco lo levantó de la banca en dónde estaba aplastado (no podía decirse que se encontraba sentado debido a la pocisión en la que estaba),poniéndolo de pie y dándole un par de palmadas en las mejillas -Ahora ten el valor de probar algo nuevo,por primera vez,no tengas miedo a lo que es diferente a tí,y haz lo que deseas hacer- Le abrió suavemente las palma de su mano,y depositó en ella el par de boletos que había planeado vender cuando comenzó el día,para luego ponerse detrás suyo y darle un empujón para impulsarlo.

Se quedó mirando al frente por un momento,la lluvia se había detenido,y los tibios rayos del sol vespertino habían comenzado a iluminar el paisaje bañándolo de una suave luz dorada y cálida.Una fresca corriente de viento sopló,alborotándole los cabellos,como si se tratara de una señal que lo invitaba a dar un paso al frente y atreverse a descubrir un cúmulo de sentimientos que habían estado recónditos dentro de él durante toda su vida.Miró hacia atrás y ya no pudo darle las gracias a su amiga,ella se había ido,pero le había dejado algo más que unas simples palabras,había sido una motivación.Enarcó los labios en una pequeña sonrisa y miró al cielo,tomó una bocanada de aire y se dirigió a zancadas a la calle dónde se había encontrado por primera vez con la chica,dispuesto a seguir en la dirección por dónde ella se había esfumado.Al llegar a aquella esquina,aún con un poco de desconfianza pero con paso firme,dobló y se quedó más que sorprendido ante lo que había frente a sus ojos.

Cruzando la calle transitada se destacaba un edificio alto,de más de 19 pisos por lo que él podía observar,que se alzaba hacia el cielo como una jirafa entre varias pulgas. Aunque a su alrededor había varios edificios con apartamentos,se veían como pequeñas casas de muñecas al lado de ese.Notó que detrás de la enorme construcción había un parque amplio que parecía ser exclusivo para los residentes de los departamentos,además de un estacionamiento subterráneo.

Lance miró todo esto aún con expresión atónita,lo suyo no podía compararse ni a modo de blasfemia con tan sólo una pared de aquel enorme edificio.Tosió un poco y habló para sí mismo:

-Ricos bastardos...¿cómo se supone que la encontraré en una edificación tan grande? Lo mejor será que...-Por un momento consideró la opción de volver a casa y tratar de olvidarse de todo,pero eso sería huír y era algo que no se encontraba en sus planes.Miró hacia lo más alto del edificio y apretó los puños,mostrándose más decidido que nunca

-Ya estoy aquí,así que...más vale comenzar a tocar timbres
 

Template by Web Hosting Reviews