jueves, 18 de diciembre de 2008

La preocupación


Elimina pronto la preocupación,antes de que la preocupación te elimine atí.

Si el problema tiene solución,¿Para qué te preocupas?; Si no lo tiene,con mayor razón, ¿Para qué te preocuás?

Cuando tengas un problema,mejor busca en qué ocuparte; acepta lo inevitable y olvida el pasado.

Si tienes un tormento porque en otros tiempos te hirieron,no intentes venganza,pues podrías perder tu tranquilidad y seguridad.

No esperes gratitud de quién un día tú ayudast;¿No ves que el tiempo pasa y lo que hiciste se olvidó?

Preocúpate cuando no puedas dar lo que de él exiges.

No pienses demasiado en las cosas del más allá; ¿no ves que llegada tu hora tendrás una eternidad para averiguarlo todo?

Haz un inventario de tus bienes,más no de tus males.

Preocuparse antes es preocuparse dos veces.

Preocuparse por lo que no pasó,es preocuparse en vano.

Si no ganas esta discusión,no te preocupes;La próxima la ganarás evitándola.
martes, 16 de diciembre de 2008

Una noche



Hubo una noche
Un instante en que el tiempo se congeló
Que no existía nada más que nuestras almas
Unificándose sin saberlo
Deseándose sin decirlo a plena voz.

Tu aliento recorriendo mi cuello
Mis manos tocando tu rostro
Nuestros labios sedientos, buscándose
llegaron a encontrarse
Calmando ese deseo
de tenerse por siempre

Apenas se separaban y ya nos extrañábamos
Aquella noche fría
En que el tiempo no era tiempo
Y no existía el universo

Te pedí lanzarte al vacío
Hoy seguimos cayendo,
durmiendo profundamente
Entrelazándonos más
Haciándonos uno
Suplicando por más

Que este sueño no termine
Quedarnos dormidos para siempre

Siempre es poco tiempo...

lunes, 15 de diciembre de 2008

Invitación a la Navidad


Querido Amigo:

Como sabrás nos acercamos nuevamente a la fecha de mi Cumpleaños. Cada año se hace una gran fiesta en mi honor y creo que este año será lo mismo.
En estos días la gente hace muchas compras , hay anuncios en los medios de Comunicación , y por todas partes no se habla de otra cosa sino de lo poco que falta para que llegue el día . Es agradable saber que “ al menos un día al año “ algunas personas piensan un poco en mi .
Como sabes , hace muchos años comenzaron a festejar mi cumpleaños , al principio comprendían y agradecían lo mucho que hice por ellos , pero hoy en día casi nadie sabe para que lo celebra .
El año pasado al llegar mi cumpleaños, hicieron una fiesta en mi honor , pero ¡ ni siquiera me invitaron , me cerraron la puerta ¡ y yo deseaba compartir la mesa con ellos .
La verdad no me sorprendió por que en los últimos años sucede con frecuencia .
Como no me invitaron, se me ocurrió entrar sin hacer ruido y quedarme en un rincón . Estaban todos bebiendo , había algunos borrachos contando chistes y carcajeándose . . . ¡ la estaban pasando en grande ¡ para colmo de males , llego un viejo gordo vestido de rojo , con barba blanca y gritando ¡ jo , jo , jo ¡ parecía bebido de mas , se dejo caer pesadamente en un sillón , y todos los niños corrieron hacia el diciendo ; ¡ Santa Claus ¡ . . . . ¡ Como si la fiesta fuera en su honor .
Dieron las doce de la noche y todos comenzaron a abrazarse . Yo extendí mis brazos esperando que alguien me abrazara y nadie lo quiso hacer . Comprendí entonces que sobraba en esa fiesta , salí cerré la puerta y me retire .
Tal vez creas que no lloro pero esa noche me sentí deprimido . pero eso me llego tan hondo que al- llegar a tu casa , me invitaron a pasar , organizaron una fiesta en mi honor y hasta me cantaron las mañanitas . Que dios bendiga a todas las familias como la tuya , yo jamás dejo de estar con ellas . También me conmovió el pesebre que pusieron en un rincón de la casa .
Otra cosa que me asombra es que el día de mi cumpleaños en lugar de hacerme regalos a mi , se regalan unos a otros . Una vez alguien me dijo ¿ Como te voy a regalar algo si nunca te veo , yo le dije ayuda a los pobres , visita a los enfermos y lo contare como si me lo hubieras dado a mi .
Cada año que pasa es peor , la gente solo piensa en compras y regalos y de mi casi no se acuerdan .
Recuerdo lo que le paso a un anciano llamado Juan . Un día de mi cumpleaños anduvo de casa en casa pidiendo por que tenia hambre y vivía solo . Tocó en muchas puertas y nadie le abrió , al sentirse vencido se sentó en una banqueta y se puso a llorar como niño , pase junto a el y le dije : “ No te apures que a mi tampoco me han dejado entrar” , Pero toda paciencia tiene un limite , así que voy a contarte un secreto . He pensado que como nadie me invita a la que han hecho mi fiesta , yo hare una ¡ como jamás nadie se ha imaginado ¡ Hare una reunión
en la que estarán grandes personalidades como Abraham , Moisés , el Rey David , etc
Como aun estoy ultimando detalles , quizás no sea este año . ¡ Eso si ¡ Estoy enviando invitaciones y hoy hay una para ti ¡ solo dime si quieres asistir y te reservare un lugar , escribiré tu nombre con letras de oro en mi gran libro de invitaciones , por que en esta fiesta solo habrá invitados con previa reservación
y se quedaran afuera quienes no confirmaron su presencia .
¡ Prepárate ¡ por que cuando todo este listo ¡ Daré la gran sorpresa ¡



Tu Amigo,Jesucristo
martes, 2 de diciembre de 2008

Cita a ciegas


Buscó a la chica cuyo corazón él conocía,pero cuya cara nunca había visto: la chica de la rosa.Su interés por ella había comenzado un año antes en una biblioteca. Tomando un libro del estante, se encontró intrigado, no por las palabras en él,sino por las notas escritas al margen.La escritura suave reflejaba un alma pensativa y una mente brillante.En la parte frontal descubrió el nombre de la dueña anterior: La señorita Hollys Maynell. Con tiempo y esfuerzo localizó su dirección. Le escribió una carta para presentarse y la invitó a responderle.Al día siguiente,John fue enviado en un barco para servir en la Segunda Guerra Mundial.Durante un año,se conocieron por medio del correo y un romance fue creciendo. Él le pidio una fotografía,pero ella se negó. Sentía que si de verdad le interesaba, no importaría como luciera.
Cuando por fin llegó el día que él regresaría de Europa,arreglaron su primer encuentro a las 7:00 de la noche en la estación de trenes.
-Tú me reconocerás -le escribió- por la rosa roja
que llevaré en la solapa.

Así que a las siete,John estaba en la estación buscándola,y así lo relató:
-Una Joven mujer vino hacia mí,su figura alta y esbelta.El cabello rubio y rizado detrás de esas delicadas orejas; sus ojos eran azules como nubes.Los labios y el mentón tenían una gentil firmeza y su traje verde pálido eran como la primavera en vida.
Comencé a caminar hacia ella sin darme cuenta de que no llevaba la rosa.Mientras me movía,una pequeña y provocativa sonrisa curvó sus labios.
-Vas por mi vía,marinero -murmuró ella-
Casi incontrolablemente di un paso hacia ella y entonces vi a Hollys Maynell.Estaba parada casi detrás de la chica.Una mujer pasada de los 40, con cabello grisáceo bajo un sombrero gastado.Era más que regordeta,sus pies con gruesos tobillos descansaban en zapatos de suela baja.
La mujer del traje verde se iba rápidamente.Sentí como si me partiera en dos: mi deseo agudo de seguirla, y a la vez el profundo anhelo por la persona cuyo espíritu me había acompañado y apoyado,y ahí estaba.Su pálida y rolliza cara era gentil,esos ojos grises tenían un brillo cálido y amigable.No vacilé.Mis dedos apretaron la pequeña y usada copia de cuero del libro que serviría para identificarme.
Esto quizá no sería amor,pero sí algo preciado,quizá mejor una amistad,una amistad por la que debía estar siempre agradecido.Cuadré mis hombros,saludé y le ofrecí el libro a la mujer,aunque mientras hablaba me sentía ahogado por la amargura de mi decepción.
-Soy el teniente John,y usted debe ser la señorita Maynell.Estoy muy contento de que me pudiera conocer,¿la puedo llevar a cenar?
La cara de la mujer se ensanchó en una sonrisa.
-No sé de qué se trata eso,hijo -ella respondió-,pero la señorita del traje verde que se acaba de ir me rogó que usara esta rosa en mi abrigo.Me dijo que si usted me invitaba a cenar,yo le diría que lo está esperando en el restaurante de enfrente.Ella comentó que era una clase de prueba.
No es difícil entender y admirar la sabiduría de la señorita Maynell.La verdadera naturaleza de un corazón se ve en su respuesta a lo que no es atractivo.

"Dime a quién amas.....y te diré quién eres"
 

Template by Web Hosting Reviews